Controla tus niveles de triglicéridos y previene enfermedades cardiacas

¿Qué son los triglicéridos?

Los triglicéridos son un tipo de grasa que se encuentra en la sangre y son esenciales para la salud. El cuerpo los utiliza como fuente de energía, pero cuando los niveles de triglicéridos son muy altos, aumenta el riesgo de padecer enfermedades cardiacas, entre otras complicaciones de salud.

Según la American Heart Association (Asociación Americana del Corazón), los niveles saludables de triglicéridos en la sangre deben de ser inferiores a 150 miligramos por decilitro (mg/dL). Niveles entre 150 y 199 mg/dL son considerados “ligeramente elevados”, entre 200 y 499 mg/dL “altos” y más de 500 mg/dL son considerados “muy altos”.

¿Qué causa los niveles altos de triglicéridos?

Existen muchos factores de riesgo que pueden contribuir a los niveles altos de triglicéridos, incluyendo la obesidad, la inactividad física, el consumo excesivo de alcohol y una dieta rica en grasas saturadas y carbohidratos refinados. Además, ciertos medicamentos como los anticonceptivos orales, los esteroides y los betabloqueantes también pueden aumentar los niveles de triglicéridos.

¿Cómo prevenir enfermedades cardiacas relacionadas con triglicéridos altos?

Afortunadamente, existen muchos cambios en el estilo de vida que pueden ayudar a controlar los niveles de triglicéridos y prevenir enfermedades cardiacas, incluyendo:

1. Seguir una dieta saludable: La dieta debe incluir proteínas magras, como pollo, pavo y pescado, junto con una variedad de verduras, frutas y granos enteros. Además, es importante limitar el consumo de grasas saturadas y carbohidratos refinados, como panes y pasteles blancos, que pueden aumentar los niveles de triglicéridos.

2. Ser físicamente activo: La actividad física regular puede ayudar a reducir los niveles de triglicéridos en la sangre. Es recomendable hacer al menos 30 minutos de actividad física moderada, como caminar, andar en bicicleta o nadar, cada día.

3. Mantener un peso saludable: La obesidad es un factor de riesgo importante para enfermedades cardiacas relacionadas con los niveles altos de triglicéridos. Por lo tanto, mantener un peso saludable es esencial para prevenir enfermedades cardiacas.

4. Limitar el consumo de alcohol: El consumo excesivo de alcohol puede aumentar los niveles de triglicéridos en la sangre y también puede contribuir a la obesidad y otros factores de riesgo de enfermedades cardiacas. Es importante limitar el consumo a una bebida alcohólica por día para las mujeres y dos para los hombres.

5. Dejar de fumar: El tabaquismo es un factor de riesgo importante para enfermedades cardiacas y puede aumentar los niveles de triglicéridos en la sangre. Dejar de fumar es uno de los mejores cambios que se puede hacer para la salud en general.

¿Cuándo se necesita tratamiento médico para los niveles altos de triglicéridos?

Si los cambios en el estilo de vida no son suficientes para reducir los niveles de triglicéridos, se pueden recetar medicamentos para ayudar a controlarlos. Los medicamentos más comunes para bajar los triglicéridos son los fibratos y las estatinas.

Sin embargo, es importante trabajar con un profesional de la salud para encontrar el tratamiento adecuado, ya que algunos medicamentos pueden tener efectos secundarios o interactuar con otros medicamentos que tome.

¿Cómo se pueden medir los niveles de triglicéridos?

Los niveles de triglicéridos se pueden medir en una prueba de sangre de ayuno. La mayoría de las veces, se miden en conjunto con los niveles de colesterol en la sangre.

Es importante hablar con un profesional de la salud acerca de los resultados de las pruebas para entender qué significan y qué cambios en el estilo de vida o tratamientos médicos son necesarios en caso de tener niveles altos de triglicéridos.

Factores de riesgo y puntos a considerar

Además de los cambios en el estilo de vida discutidos anteriormente, hay otros factores de riesgo a considerar en relación con los niveles altos de triglicéridos.

El síndrome metabólico es un término utilizado para describir cuando alguien tiene tres o más factores de riesgo asociados con enfermedades cardiacas, como niveles altos de triglicéridos, obesidad abdominal, presión arterial alta y niveles bajos de colesterol HDL (bueno).

Otra consideración importante es la genética. Algunas personas tienen una predisposición genética a tener niveles más altos de triglicéridos, independientemente de su estilo de vida. En estos casos, puede requerirse una monitorización más cercana de los niveles de triglicéridos y/o tratamiento médico.

Resumen

Controlar los niveles de triglicéridos en la sangre es esencial para prevenir enfermedades cardiacas. Los cambios en el estilo de vida, como seguir una dieta saludable, ser físicamente activo, mantener un peso saludable, limitar el consumo de alcohol y dejar de fumar, pueden ayudar a reducir los niveles de triglicéridos. Si estos cambios no son suficientes, puede ser necesario un tratamiento médico. Es importante trabajar con un profesional de la salud para encontrar el tratamiento adecuado y considerar otros factores de riesgo, como el síndrome metabólico y la genética, para prevenir enfermedades cardiacas relacionadas con los niveles altos de triglicéridos.


Publicado

en

por

Etiquetas:

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

5 + 20 =

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la política de privacidad y los términos de servicio de Google.